Apoyo sobre antebrazos

Posición de inicio:

Antebrazos apoyados en el suelo y una pierna estirada hacia atrás apoyando la punta del pie y la otra doblada y apoyada en el suelo pero no de forma que la rodilla no esté debajo de la cadera para que el cuerpo quede paralelo al suelo y la columna quede alineada.

Descripción del ejercicio:

Inspiramos y al echar el aire contraemos fuerte hacia adentro el abdomen a la vez que retiramos la pierna que esta doblada en el suelo y la estiramos hacia atrás junto a la otra.
Inspiramos y al echar el aire volvemos a flexionar la rodilla apoyándola de nuevo ene le suelo.

Puntos a tener en cuenta:

Evitar,  al estirar la pierna, que la pelvis se vaya hacia adelante y por ello se arque la zona lumbar.
Evitar que, al estirar la pierna, los hombros se suban hacia las orejas.
Evitar que, al estirar la pierna, la pelvis quede muy elevada. La columna ha de estar alienada  formando una línea más o menos recta. Es conveniente redondear la zona lumbar en la posición de inicio para que el ejercicio sea más seguro para la zona lumbar.

 

pilates antebrazos1pilates antebrazos2