Flexión de columna

Este ejercicio consiste en realizar una flexión de la columna al igual que se puede realizar tumbado boca arriba pero con la gran diferencia que en este caso la gravedad de la tierra juega a nuestro favor y no en contra como ocurre tumbado.
Es uno de los ejercicios a los que denomino preparatorios.


Comenzamos sentado con pelvis en posición neutra, manos en el suelo junto al cuerpo con las escápulas bajas y columna lo más larga posible.

Inspiramos sin movernos y al echar aire comenzamos flexionando la columna dorsal y seguimos con el resto de la columna.

Inspiramos sin movernos y al echar colocamos de nuevo la columna neutra, es decir, en posición vertical.
(la respiración se puede realizar de otras formas depende de lo que pretendamos)

Objetivo

  • Flexionar la columna vertebral manteniendo  las escápulas bajas sintiendo  la columna larga durante todo el movimiento.
  • El movimiento ha de ser progresivo comenzando en la flexión por las vértebras dorsales y terminando en las vértebras lumbares y la extensión de la columna  comienza el movimiento desde las vértebras más bajas y termina colocando la cabeza en la vertical.

Errores más frecuentes

Es importante tener en cuenta que lo que estamos realizando es una flexión de  la columna y no una flexión de caderas. Lo indico para poder diferenciar y entender otros ejercicios mas complicados.